EL COMERCIO JUSTO. Un camino hecho al andar

Sagrario Angulo

Dra. Sagrario Angulo Coordinadora CAMARI-Ecuador

El Comercio Justo es un movimiento social global que nace a finales de los años 40 en Europa como respuestas alternativas al modelo de Comercio Convencional que promueve acciones productivas – comerciales, responsables y sostenibles, oportunidades de desarrollo para los pequeños agricultores, campesinos y artesanos en desventaja económica y social frente a los actores dominantes del mercado. Se habla de una relación Norte – Sur quienes tienen más apoyan a los más pequeños y en desventajas frente a la economía mundial.

El comercio justo es un modelo comercial que antes que los capitales pone al centro a los seres humanos y la sostenibilidad social, económica y ambiental, dignificando el trabajo, respetando el medio ambiente y fomentando una gestión responsable y sostenible de los recursos naturales.

Objetivo principal del movimiento por un comercio justo

Garantizar a los pequeños agricultores, campesinos y artesanos organizados un acceso directo al mercado en condiciones justas y equitativas, creando un canal de comercialización sostenible, solidario y de calidad, lo más directo posible entre productores y consumidores, en el cual se reconozca dignamente el trabajo de los productores y sus organizaciones, y éstos se comprometan con el desarrollo de sus comunidades. Además, garantizar a los trabajadores agrícolas y artesanales condiciones de trabajo dignas, promover su asociatividad y empoderamiento.

Principios básicos del comercio justo

  • Crear oportunidades de mercado para pequeños productores en desventaja.
  • Establecer y mantener relaciones comerciales responsables, transparentes, solidarias, estables, de largo plazo, basadas en el diálogo y en el respeto entre productores compradores y consumidores.
  • Pagar un precio justo (acordado entre los actores) responsable y participativa, que cubra los costos de producción, una remuneración digna del trabajo y pueda ser sostenido por el mercado) a las organizaciones de productores y a los productores; un premio social (para inversiones comunitarias) y un pre-financiamiento (mínimo 50% del valor del pedido final) para garantizar la sostenibilidad del negocio.
  • Desarrollar y potenciar las capacidades de los pequeños productores
  • Condiciones de producción seguras y sanas
  • No a la explotación del trabajo infantil
  • Respeto y cuidado del medio ambiente
  • Igualdad de derechos y oportunidades para hombre y mujeres
  • Promoción y sensibilización del Comercio Justo
  • Respeto y valoración de la identidad cultural de los pueblos

Latacunga-04Un camino hecho al andar desde los años 70 en Ecuador

La comercialización ha sido una actividad exclusiva de grandes empresas comercializadoras e intermediarios generando un enorme sistema comercial de inequidad en el campo y la ciudad. En el caso Ecuatoriano, desde los años 70 esta situación ha marcado el accionar de varias organizaciones de productores y productoras así como de facilitadoras del comercio justo y solidario, para desarrollar estrategias eficientes de comercialización local e internacional basadas en valores y principios que tienen como centro la dignidad de la persona humana y la protección del medio ambiente.

La primera organización que trabajó desde 1970 con una idea de justicia para los productores fue el Grupo Salinas en Guaranda, desarrollando y comercializando de forma comunitaria una gran diversidad de productos y servicios.

Seguidamente en 1981 el Fondo Ecuatoriano Populorum Progressio (FEPP) crea Camari como comercializadora solidaria con la misión de promover el desarrollo de los pequeños productores y artesanos de diferentes comunidades.

En 1985 nace Maquita Cushunchic Comercializando como Hermanos (MCCH), como un puente directo entre productores y productoras campesinas con consumidores urbanos, vinculados a las Comunidades Eclesiales de Base, primero en el sur de Quito y después en otras ciudades del país.

A partir de 1990 surgen otras experiencias de comercialización como la Fundación Sinchi Sacha muy ligada a temas de comercio e identidad cultural, la Fundación Chankuap con una incidencia social en la amazonía y Kuen en el austro. En enero de 1991 se inició en Ecuador la Red Latinoamericana de Comercialización Comunitaria (RELACC) con la misión de fomentar la comercialización comunitaria a través de la conformación de redes nacionales de comercialización solidaria en América Latina.

Todas las organizaciones antes mencionadas son miembros de la Organización Mundial de Comercio Justo (WFTO) característica colectiva que desde el 2011 les impulsó a promover el Consorcio Ecuatoriano de Economía Solidaria y Comercio Justo del Ecuador como un espacio de incidencia pública, fomento del comercio justo y el consumo responsable

En el 2003 se funda la Coordinadora Ecuatoriana de Comercio Justo (CECJ), legalizada en el 2010 como Unión Nacional de Asociaciones Pequeños Productores Agropecuarios Certificados en Comercio Justo del Ecuador que agrupa a 11 organizaciones certificadas con Sello FLO con un total de 11.138 socios y socias, que trabajan en los rubros de cacao, café, banano, cereales, aromáticas y mermeladas, en las provincias de Esmeraldas, Manabí, Los Ríos, El Oro, Chimborazo, Loja, Sucumbíos y Zamora Chinchipe. Se alinea con los objetivos y principios de la CLAC (Coordinadora Latinoamericana de Comercio Justo) y con el fin de asegurar que sus prácticas de organización, producción y comercialización cumplan con los estándares de Comercio Justo han desarrollado el Sello de Garantía SPP (Sello del Pequeño Productor) muy difundido en el Continente.

El segundo sábado de mayo de cada año se celebra el Día Internacional del Comercio Justo

“EL COMERCIO JUSTO ES QUERER,  CREER Y CRECER CON LAS PERSONAS”

Por: Dra. Sagrario Angulo

CAMARI

camari

Share