La pobreza económica es la más fácil de vencer

Director ONG ecuatoriana cree que pobreza económica es la más fácil de vencer

_DSC7682

José Tonello Director Ejecutivo FEPP

El italiano José Tonello, director ejecutivo de la organización no gubernamental Fondo Ecuatoriano Populorum Progressio (FEPP), que trabaja con agrupaciones campesinas y pobladores urbano marginales en Ecuador, opinó hoy que “la pobreza económica es la más fácil de derrotar”.

“Para derrotar a la pobreza económica, basta tener plata (dinero) y la plata se consigue”, aseguró a Efe Tonello, quien a nombre del Fondo recibió hoy un Premio Juscelino Kubitschek, de 50.000 dólares del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), por su actividad.

Hay “sociedades del norte más deprimidas, más violentas que las nuestras”, por lo que se preguntó a dónde lleva el trabajo por el desarrollo sin más.

Opinó que hay otros tipos de pobreza, como la afectiva, espiritual, moral, cultural: “deseamos una sociedad más feliz, no solo más rica”, subrayó.

El italiano consideró “indispensable” vencer la pobreza material pues no ve justo que mueran niños porque no haya recursos económicos para curarlos o que no van a la escuela porque tienen que pastar borregos desde los seis años.

Con base en el eslogan del FEPP “invertimos en humanidad”, Tonello recalcó la importancia de “crecer en saber, comportamiento, en relaciones, en superación de miedos”.

En ese sentido, dijo que “los pobres, especialmente indígenas que vienen de siglos de explotación, explotación que ha durado hasta hace poquísimos años y, en algunos casos todavía sigue, tienen mucho miedo para relacionarse” con otros sectores de la sociedad.

Por ello, defendió la inversión “en humanidad” a través de cursos de formación, diálogos, apoyo, y destacó a la equidad como una de las “exigencias” para construir el desarrollo.

Consideró también indispensable tomar en cuenta la arista ambiental en los proyectos de desarrollo y la sostenibilidad de las actividades que se emprenden.

Para él, “sin dinero no se hace desarrollo, es indispensable, pero solo con dinero, tampoco se hace desarrollo”, por lo que ve esencial brindar asistencia técnica, capacitación, apoyos complementarios para la comercialización y las relaciones con autoridades.

Reconoció que, aunque se ha trabajado para superarlo, aún en las comunidades con las que trabajan hay inequidad de género, étnica, generacional, y comentó que tampoco hay equidad en la inversión estatal en la ecuación campo-ciudad.

“Soñamos un campo donde se pueda vivir bien, porque el Estado hace su deber con las obras de infraestructura, los servicios y la justicia, y la sociedad rural es capaz de generar los puestos de trabajo para que los jóvenes se queden”, aseveró.

Tonello apuntó que se debe superar la visión de que el campesino o el agricultor “es la persona que solo tiene o un machete o un azadón en la mano. El campesino hoy debe tener la computadora en sus manos si queremos que haya una sociedad rural dinámica”, subrayó.

Si estuvieran en el mundo de los negocios, apuntó, el FEPP se llamaría “holding” pues cuentan con banco, imprenta, centro informático, escuela de formación, presencia en territorios, empresa de construcciones, que hace especialmente obras sociales.

“Somos -resumió- una ‘holding’ social, una del desarrollo. Somos una oportunidad que damos a los campesinos que quieren organizarse, que aceptan salir del paternalismo para su propio desarrollo”.

El FEPP, de inspiración cristiana, que compartió con Promundo de Brasil el premio de 100.000 dólares del BID en la categoría “Social, Cultural y Científica”, coordina sus programas con 2.175 organizaciones de base y atiende a más de 700.000 personas.

En los tiempos que corren, señaló que aún son “afortunados” al recibir cerca de cinco millones de dólares anuales en cooperación internacional, principalmente de Europa, y un “importante” aporte del Estado ecuatoriano, a lo que suman ingresos propios por la venta de sus servicios.

El FEPP, que hace 46 años comenzó con una sola persona y ahora emplea a 500, tiene deudas por unos tres millones de dólares, según Tonello, quien aseguró que el premio del BID les compromete a seguir trabajando en favor del “desarrollo integral”.

EFE – Agencia EFE – Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización escrita de la Agencia EFE S/A.

Share